La receta para la felicidad

Hace unos días estuve impartiendo una sesión de inteligencia emocional en un grupo de cuarto de la ESO. Les propuse una actividad que consistía en, por grupos, elaborar la receta para la felicidad para posteriormente exponerla al resto de compañeros de clase. Cada grupo tenía que decidir qué ingredientes debía tener dicha receta, en qué cantidad y por qué. Cuando llegó la hora de conocer qué proponía cada grupo pude ver cuál era el concepto de felicidad en chavales de 15-16 años. Y ello fue lo que me ha inspirado a la hora de publicar esta entrada.

No siempre hemos tenido el mismo concepto de felicidad. Cuando éramos pequeños y nos contaban un cuento, siempre acababa con el “fueron felices y comieron perdices”. Normalmente el príncipe se casaba con una chica pobre y se iban a vivir al palacio de éste, en el que tenía todas las comodidades habidas y por haber. Un buen carruaje, un comedor que más bien parecía un auditorio, un mayordomo que estaba en todos los lados, joyas, oro, buen vino, etc. Con estos finales, conseguían que nosotros relacionáramos los bienes materiales con la felicidad.

En la adolescencia el concepto de felicidad vuelve a cambiar. En esta etapa nos dejamos llevar por las opiniones de los demás y dejamos de lado la fantasía. Ya no nos creemos los finales de los cuentos que leíamos de pequeños. Ahora la felicidad se alcanza si tienes una moto, si tus padres te dejan salir hasta las 4 de la madrugada, si te dan paga todos los fines de semana o si tienes el mejor smartphone del mercado. Pero vamos… No todos los adolescentes piensan igual.

No amigos. No. La actividad que hice con estos chicos me permitió comprobar que entre los adolescentes hay variedad de opiniones. Mientras un grupo dijo que para ellos la felicidad era ir a “Tomorrowland” (festival de música electrónica), tener vacaciones todo el año y conducir el mejor coche, otro afirmó que para ellos la receta tenía que llevar obligatoriamente los siguientes elementos:

  • Autoestima.
  • Amistad.
  • Estabilidad emocional.
  • Libertad.

¿Os habéis fijado? El segundo grupo no puso ningún elemento material a su receta para la felicidad. Para justificar dicha elección dijeron es importante que empecemos por querernos y aceptarnos a nosotros mismos, que la estabilidad emocional nos proporciona un entorno saludable y que el apoyo social que podemos encontrar en el entorno (amistad) es fundamental. Con esa respuesta prácticamente me leyeron el pensamiento. Esas tres ideas son claves para que salga un buen “bizcocho de la felicidad” del horno.

La felicidad está muy relacionada con la autoestima. La autoestima es la valoración que hacemos de nosotros mismos. Es un amor dirigido hacia nuestro yo. La autoestima influye en la felicidad. Cuando el segundo grupo dijo que es importante quererse a uno mismo, estaban haciendo referencia a la autoestima. Si tenemos una buena autoestima, alcanzaremos la felicidad. Es importante que nos aceptemos a nosotros mismos tal y como somos.

La conclusión a la que quise que llegarán mis alumnos es la misma a la que quiero que lleguéis vosotros. La felicidad es algo relativo, porque cada persona puede elegir con qué elementos es feliz. Pero no debemos olvidar que lo material no siempre nos proporciona felicidad y que, en ocasiones, ni tan siquiera nos preguntamos si somos felices. Cuando el trabajo que hemos elegido no nos gusta, o el smartphone tan caro que tenemos no nos hace más felices, cabe que nos hagamos esta pregunta: ¿soy feliz? Si la respuesta es negativa, tendremos que replantearnos las cosas y volver a preparar el pastel con otros ingredientes.

Y para vosotros, ¿cuáles son los ingredientes de la receta para la felicidad y en qué cantidades?

 

Esta es la receta que hizo un grupo de alumnos de 4º ESO

Esta es la receta que hizo un grupo de alumnos de 4º ESO

Anuncios

Un comentario en “La receta para la felicidad

  1. Pingback: Inteligencia emocional en secundaria. ¿Por dónde empezamos? | Psicología en vena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s