Mi experiencia en la UIMP

Hace unas semanas os conté los motivos para pedir una beca UIMP (pincha aquí). Y como sé que en estos momentos hay mucha gente haciendo los test on-line y eligiendo sede para hacer el curso de inmersión lingüística, me dispongo a contaros cómo fue mi experiencia en la UIMP de Cuenca y en la de Huesca. A la hora de decidir destino, es importante tener en cuenta una serie de factores: entre ellos la experiencia de las personas que han pasado por allí.

Bien. Pues en el 2013 elegí la sede de Cuenca. En principio podía elegir cualquier sede y cualquier fecha, pero se me ocurrió elegir la semana del 26 al 31 de agosto en Cuenca, una ciudad de la que mi madre y mi tío me habían hablado muy bien (ambos estuvieron por allí). Mi sorpresa vino cuando, a una semana de empezar mi aventura, me enteré de que las fiestas de Cuenca coincidían con mi estancia. ¡Qué puntería!

Cuando llegué a la estación del AVE pude ver desde lejos la ciudad. A lo lejos se ve como forma parte de un valle rodeado de montañas. Se ve como el casco antiguo está en la parte más alta de la ciudad y la parte más nueva se ha adueñado de la zona más llana. De hecho, una vez que me bajé del autobús urbano (que os dejará a 15 minutos del hotel) pude ver como la ciudad está a varias alturas: habían cuestas y escaleras para subir a la parte más antigua. ¡Menudas cuestas!

El hotel es un aspecto que mucha gente tiene en cuenta a la hora de elegir la sede. En el caso de Cuenca, lo mejor del hotel es el restaurante. Tanto por la comida como por las vistas, ya que se sitúa en la última planta del hotel y desde ahí puedes ver toda la zona histórica de la ciudad. Y por la noche es muy bonito. A los estudiantes de la UIMP nos alojaron en apartamentos de dos habitaciones dobles, lo cual permitía hacer alguna quedada nocturna para practicar inglés entre compañeros/as. Lo malo del hotel era que no funcionaba el wifi y que los apartamentos tenían como “vistas” un patio.

Respecto a la sede, he de decir que me encantó. Es un edificio antiguo situado en la zona antigua y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2008. Fue construido a mediados del siglo XIX. Las aulas están bien equipadas y hay un jardín para los descansos con vistas increíbles, que viene muy bien para desconectar de tanto inglés.

En el puente de San Pablo

En el puente de San Pablo (Cuenca)

En cuanto a los atractivos de la ciudad, yo destacaría las casas colgantes, la Catedral (cobran entrada y yo me conformé con verla por fuera), el Arco de Bezudo, el Puente de San Pablo y sus dos ríos: el Huécar y el Júcar. Además, lo más sorprendente de todo es encontrar árboles que por el río Júcar que han sido transformados por artistas, de tal forma que algunos de ellos parecen cobrar vida. Es entorno tan verde y tan lleno de vegetación, fue uno de los atractivos de Cuenca que más me llamaron la atención.

Cuenca os permitirá perderos por sus calles empinadas e históricas, asomaros a sus miradores para contemplar toda la naturaleza que la rodea y disfrutar de sus tradiciones, en caso de que elijáis la última semana de agosto para hacer el curso de inmersión lingüística. La feria cuenta con gran variedad de puestos especialistas en vino y otros comestibles típicos de la zona.

El año pasado elegí Huesca. Realmente no tenía muchas más opciones, porque era la segunda vez que pedía esta beca y me pusieron en la lista de espera. ¿Por qué opté por esa ciudad? La curiosidad que tenía por conocerla, unido a mi interés por ir a Los Pirineos (al final no pude ir, por falta de tiempo) hicieron que me decantara por pegarme la “paliza” (5 horas en el AVE) y me fuera a la otra punta del país.

Huesca es una ciudad muy tranquila. No tiene tanto tráfico como otras capitales de provincia (véase Alicante, Valencia, Murcia…). La sede donde imparten el curso se sitúa a las afueras de la ciudad, en el campus de la Universidad Politécnica de Huesca. Este campus más bien parece un instituto, puesto que cuenta con 4 edificios. A nosotros nos daban clase en unas casas que antiguamente fueron residencia de estudiantes. Me pareció muy curioso cuando entré el primer día y vi que las aulas eran como habitaciones o salones de estar pequeños. El tamaño suficiente para 5 alumnos y un profesor.

Respecto al alojamiento, he de decir que fue de categoría. Un hotel cuatro estrellas con todo tipo de comodidades (wifi, buena comida, buenas vistas, piscina, jardines, varios salones para descansar, etc). Y por si fuera poco, se encuentra a tan sólo 3 minutos de la estación. Sin duda, para mí lo mejor fue el hotel.

En cuanto a los atractivos turísticos de Huesca, he de decir que los de Cuenca ganan por goleada (al menos para mí). La Catedral Museo Diocesano y la Basílica de San Lorenzo fueron los que más me gustaron. En el aspecto natural, he de decir que la excursión que hicimos con los auxiliares de conversación a una ermita que había a las afueras me permitió ver la zona más “rural” de la ciudad y me encantó. Pude descubrir una zona por la que mucha gente hacía rutas corriendo o en bicicleta.

Mi consejo si vais a Huesca es que el sábado, cuando os “tiren” del hotel, alquiléis un coche y vayáis a ver los Pirineos. Mucha gente coincide en que es uno de los mayores atractivos turísticos de aquella zona, por encima incluso de los monumentos históricos. Además, ya que el hotel tiene piscina aprovechad y elegid una semana veraniega. ¡Que en octubre íbamos con chaqueta y varias mangas!

En el Campus de la Universidad Politécnica de Huesca

En el Campus de la Universidad Politécnica de Huesca

Otras sedes

Por la experiencia de mis amigos, no puedo dejar de aconsejaros otras dos sedes: Granada y Santander. La primera de ellas está en una ciudad maravillosa, donde la Alhambra es el principal atractivo turístico e histórico. Y la segunda, a pesar de no tener tantos atractivos históricos, tiene como atractivo el hecho de que la sede es un Palacio Real, situado en la península de la Magdalena, que fue residencia veraniega del Rey Alfonso XIII. Con el inicio de la República pasó a ser sede de la UIMP y, en la actualidad, se siguen impartiendo cursos allí.

Ya tenéis toda la información que os puedo dar sobre mi experiencia en la UIMP. Si os ha gustado esta entrada, compartidla. Y no olvidéis suscribiros al blog para que os lleguen las publicaciones antes que a nadie. ¡Hasta la próxima!

Anuncios

11 comentarios en “Mi experiencia en la UIMP

  1. Hola! Fantástica entrada del blog! El año pasado estuve en Santander y me encantó la ciudad. Además estar alojada en el Palacio de la Magdalena fue una pasada. ¿Conoces a alguien que haya estado en Sevilla? Este año voy a ir allí y no tengo referencias.
    Muchas gracias.

    Me gusta

    • ¡Hola Esther! Gracias por el comentario. Sin duda Santander es una muy buena sede. A mí me hubiera encantado ir, pero no pudo ser. De hecho el compañero que tiene la culpa de que yo pidiera la beca UIMP la hizo en Santander (saludos para Aarón, jajaja). Me contó su experiencia y me convenció. Lo siento, pero no conozco a nadie que haya estado en la sede de la UIMP de Sevilla. No obstante, mi padre ha estado por Sevilla en su juventud y siempre me ha hablado muy bien de aquella ciudad. Sus monumentos, sus tradiciones, la forma de ser de sus gentes, etc. Lo único malo: el calor que hace en verano (más de una vez me ha contado que allí puedes freír un huevo en el capó de un coche perfectamente). ¡Saludos!

      Me gusta

  2. Pingback: Mi experiencia en la UIMP, por Pedro González | Psicología en vena

  3. Hola,
    me ha sido de gran ayuda esta entrada, estaré en octubre disfrutando de esta beca en Cuenca y la verdad me agrada leer tan bonita experiencia. ¿Recordarías el nombre del hotel en el que os alojaron?

    Muchas gracias de antemano.

    ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Marina;

      Me alegro de que te guste esta publicación. El hotel donde estuvimos alojados en Cuenca se llama Alfonso VIII. Lo mejor fue el restaurante, ya que se sitúa en la última plante y cuando cenábamos podíamos contemplar parte del casco antiguo de Cuenca. ¡Vistas muy bonitas!

      ¡Un saludo!

      Me gusta

  4. ¡Hola! Yo estoy pensando en ir a Huesca, y te quería preguntar por el ir y venir del hotel a las aulas. ¿Está lejos? ¿Hay que volver a comer al hotel? ¿Cuánto se tarda?

    Un saludo y muchas gracias de antemano

    Me gusta

    • ¡Hola Iñigo! Probablemente te toque dormir en el hotel ABBA de Huesca, que se encuentra a escasos minutos de la estación. Las aulas están en la universidad politécnica, situada a las afueras. Pero no te preocupes, porque cuando fui yo nos dieron un bono con 10 viajes para ir y venir durante los 5 días de curso. Comerás en el comedor del campus universitario. ¡Saludos!

      Me gusta

  5. He presentado la solicitud para hacerlo este año por primera vez, y por cercanía me gustaría hacerlo en Valencia, Cartagena, Barcelona o Madrid. ¿Alguna experiencia de alguien que haya esta por ahí? ¡Ah! Y otra cosa! Me da mucha curiosidad el material que nos dan. ¿En qué consiste?
    Gracias!!!

    Me gusta

  6. Hola! este año me han concedido la beca y estoy pensando en ir a Sevilla o Santander, ya que me han hablado muy bien de esas sedes. Yo soy de Barcelona y hace 2 años hice el curso en Madrid, donde fue una gran experiencia. Alguien tiene información de como es el curso en Sevilla o Santander??

    Me gusta

    • Hola Jenny! Un amigo mío fue a Santander y me ha hablado muy bien de allí. No obstante, Sevilla también es una ciudad muy bonita. ¡Espero que disfrutes mucho tu experiencia UIMP! Y si te animas a compartirla con nosotros, será bienvenida. ¡Saludos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s