¿Qué puedo hacer para trabajar la autoestima en clase?

La adolescencia es una época, culturalmente establecida entre los 12 y los 20 años, en la que aparecen cambios, tanto a nivel físico como psicológico. Nuestros alumnos se enfrentan a situaciones para las que no están preparados, tienen que asumir responsabilidades que les quedan “grandes”, descubren emociones en ellos que hasta el momento no conocían, etc.

Es importante saber diferenciar entre autoestima y autoconcepto para entender lo que voy a explicar en esta publicación. La autoestima es la valoración general que una persona hace de sí misma. En cambio, el autoconcepto es la percepción que tiene esa persona de lo que es y de cómo es. Además, cabe destacar que el autoconcepto influye en la autoestima de tal forma que, si una persona considera que no es guapa físicamente, puede llegar a tener la autoestima por los suelos.

El autoconcepto se va construyendo en función de lo que opina nuestro entorno. Porque en una época de cambios tan importante como esta, en la que la opinión de los demás se tiene tanto en cuenta, los adolescentes tratan de ser “guapos físicamente”. Por ejemplo: si los demás piensan que soy el más guapo de la clase, tendré un autoconcepto de mí positivo y mi autoestima será alta. En cambio, si mis compañeros piensan que estoy gordo, me formaré un autoconcepto en el que me veo feo y eso influirá negativamente en mi autoestima.

Como docentes, podemos trabajar la autoestima y el autoconcepto en el aula mediante una serie de dinámicas. De esta forma conseguiremos transmitirles dos ideas clave a nuestros alumnos: que se acepten tal y como son y que aprendan a centrar su atención en las cualidades positivas que poseen.

Juego del foco

Hacemos grupos de seis personas y a cada alumno se le reparte un papel en blanco. En cada grupo, un miembro debe ser protagonista durante dos o tres minutos de tal forma que se sitúe en el centro. Mientras el adolescente se encuentra en el centro, el resto de compañeros de círculo escriben en el papel una cualidad positiva que observen en él o ella para, posteriormente, darle el papel al “foco” y que éste pueda leer lo que los demás piensan de él/ella. Todos los alumnos harán de foco, de tal forma que todos recibirán mensajes positivos de sus compañeros.

Con este juego se pretende resaltar las cualidades positivas de todos nuestros alumnos para que vean que sus compañeros/as piensan que las tienen realmente.

El juego de la autoestima

El objetivo de esta dinámica es que los alumnos y alumnas comprendan lo que es la autoestima y por qué cosas se ve afectada.
Pasos para desarrollar esta dinámica:

1.- Dialogamos sobre el significado de la autoestima y su relación con nuestro entorno. Es importante destacar que siempre suceden cosas que afectan a la forma de cómo nos sentimos con nosotros mismos como, por ejemplo, cuando nos enfadamos con nuestros padres o cuando alguien nos critica. Todo ello puede influir en nuestra autoestima.

2.- Repartimos una hoja de papel a cada participante, explicándoles que ésta representa su autoestima. Les indicamos que vamos a leer una serie de sucesos que nos pueden ocurrir y que afectan a nuestra autoestima.

3.- Cada vez que lean una frase, tendrán que arrancar un pedazo de la hoja. El tamaño del pedazo que quiten significará la proporción de su autoestima que este suceso les quitaría en caso de que ocurriera.

4.- Les indicamos que reconstruyan su autoestima juntando los pedazos y armando la hoja con cada una de las frases que refuerzan la autoestima.

Frases que podemos utilizar para esta dinámica. Es importante que tengamos el mismo número de frases positivas que de negativas para poder hacer bien esta dinámica.
Frases que quitan la autoestima:
Imagina que en los últimos días te ha pasado lo siguiente…
Una pelea con tu mejor amigo o amiga.
Tu grupo de amigos no te llamó para salir de fiesta.
La persona a la que invitaste para salir te ha rechazado.

Frases que recuperan la autoestima:
Imagina que te ha pasado lo siguiente:
Tus padres te dieron una bonita sorpresa.
Tu profesor te ha felicitado por el trabajo bien hecho delante de tus compañeros.
Has sacado buena nota en el examen de matemáticas.

Para acabar esta dinámica, podemos hacerles una serie de cuestiones:
¿Cuál fue el suceso que menos afectó a tu autoestima?
¿Cuál fue el suceso más importante que recuperó tu autoestima?
¿Qué podemos hacer para ayudar a nuestros amigos y amigas a mejorar su autoestima?
¿Qué podemos hacer para defender nuestra autoestima cuando nos sentimos maltratados?
Corazón de piedra//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s