Los beneficios del teatro en el aula

La educación tiene que ir de la mano de la cultura. Y en la cultura encontramos disciplinas como la pintura, el teatro, el cine, gastronomía… Es imprescindible acercar a nuestros alumnos a la cultura para que puedan tener un completo desarrollo intelectual y sean conocedores de lo que les rodea. Incluso podemos aprovechar ciertas disciplinas, como el teatro, para hacer que nuestras clases sean diferentes. Más amenas. Más prácticas. Porque, aunque no lo parezca, el teatro tiene muchos beneficios. ¡Y no sólo en el aula!

Esta es la primera de una serie de entradas relacionadas con el teatro. Hoy os hablaré de los beneficios que tiene si lo utilizamos en el aula, mientras que en la siguiente entrega de esta serie os hablaré de sus beneficios sobre nuestra salud y en la tercera… ¡Ya se verá! Coge papel y bolígrafo y toma nota de lo que viene. ¡Vamos a ello!

1.- El teatro es muy efectivo para mejorar la memoria

Prepararse para participar en una obra de teatro implica que tengamos que memorizar unos diálogos y una forma de actuar. Ensayo tras ensayo, estaremos trabajando nuestra memoria. Si a esto le sumamos que el hecho de salir en la obra de fin de curso, en la de navidad o en la de un grupo de nuestro pueblo nos gusta, pues estaremos encantados. Y sin darnos cuenta estaremos entrenando nuestra capacidad para memorizar contenido.

En el año 2009 lo demostraron Helga y Tony Noice (Elmhurst College). Hicieron un estudio con 122 personas de edad avanzada, que tuvieron un primer contacto con el teatro durante ocho sesiones desarrolladas durante un mes. Estos científicos, aprovecharon para comparar el teatro con otros métodos memo-técnicos. Comprobaron que las habilidades cognitivas y afectivas de los participantes habían mejorado, con mayor efectividad que si hubieran utilizado otras técnicas tales como los complejos vitamínicos.

Participar en una obra de teatro requiere de una atención sostenida en dicha actividad, lo cual nos ayuda a entrenarla y a prevenir la pérdida de agilidad mental como consecuencia de la edad. También se trabajan las otras dos atenciones: la dividida (capacidad para atender a varias cosas a la vez) y la selectiva (capacidad para atender a una circunstancia de manera selectiva), pero en menor medida.

2.- Nos ayuda con las matemáticas

En el teatro se utilizan elementos abstractos, con lo cual nos ayuda a comprender este tipo de razonamiento y a intuir lo que puede suceder. Gracias al teatro podemos trabajar la imaginación y llegar a entender conceptos que no podemos tocar con nuestras propias manos, como por ejemplo los números o las emociones.

3.- Favorece la empatía

La empatía se define como la capacidad de ponernos en la “piel” del otro. De entender sus circunstancias, su forma de actuar, sus emociones… Los actores y las actrices tienen que meterse en el personaje, para comportarse y sentir de la misma forma en que lo hace éste. Por lo tanto el teatro es una buena herramienta para que nuestros alumnos comprendan cómo se sienten otras personas y lo tengan en cuenta a la hora de comportarse.

Un buen ejemplo sería representar una obra de teatro en la que el personaje principal padece una discapacidad física que le obliga a ir en silla de ruedas. El alumno o la alumna que haga ese papel tendrá que utilizar una silla de ruedas para desplazarse y comprenderá las dificultades con las que tienen que luchar cada día quienes no pueden caminar. Tal vez esta experiencia le haga recapacitar y decida llevar a cabo acciones tales como no aparcar en zona de minusválidos cuando disponga del carnet de conducir.

4.- Podemos trabajar habilidades sociales

Dentro de las habilidades sociales que podemos mejorar gracias al teatro se encuentra la resolución de conflictos, la iniciativa personal y la comunicación. De poco sirve que expliquemos en qué consiste la iniciativa personal si luego no la ponemos en práctica.

Resolución de problemas

Un estudio publicado por la revista Journal of Aging and Health (2004), comparaba 3 grupos de personas: el primero iba a teatro, el segundo a pintura y el otro restante no hacía nada. Administraron pruebas de concentración, solución de problemas, memoria, etc, antes y después de las clases y pudieron observar que habían mejorado su memoria con respecto a quienes no hacían nada. Pero lo más curioso es que tuvieron una mejoría mayor en cuanto a la resolución de conflictos. Por lo tanto se concluyó que el teatro nos ayuda a mejorar nuestra capacidad para solucionar problemas.

Iniciativa

Hay alumnos/as que son tímidos. No saben cómo dirigirse a un desconocido cuando van por la calle y necesitan ayuda. O simplemente no saben cómo decirle a ese chico o esa chica que les tiene enamorados/as que les gusta. Esto se debe, entre otras cosas, a que no tienen suficiente iniciativa como para hacerlo.

El teatro les ayudará a confiar en sí mismos, a sentir que son capaces de hablar en público y, de paso, a aprender a iniciar conversaciones con otras personas. Podemos crear diálogos y situaciones en las que el alumno se vea “obligado” a iniciar la conversación. Y ello será un ensayo para actuar en la vida real.

Comunicación

La comunicación puede ser verbal o no verbal. Con este tipo de actividades podremos trabajar ambas y, de paso, perfeccionar habilidades como la expresión. Además es muy interesante usar el role-playing para que sean capaces de entender qué es la asertividad y qué hacer para actuar de forma asertiva. (ver artículo sobre asertividad)

5.- Buena forma de aprender historia

Hablarle a nuestros alumnos sobre la Guerra Civil es una ardua tarea si únicamente echamos mano del libro. Puede resultar incluso aburrido y aunque aprueben el examen, tal vez no entiendan lo que sucedió. Por ello una buena forma de entenderla es haciendo una representación teatral de uno de los momentos clave de aquel acontecimiento histórico.

Para llevar a cabo la obra de teatro, los chicos tendrán que memorizar un guión (totalmente real), actuar como actuaron los personajes (entenderán lo que sucedió) y será más divertido que leerlo en el libro sin más. De paso, si os organizáis bien, podéis hacer dos grupos para que cada uno represente un acontecimiento distinto de la Guerra Civil.

6.- Aumenta la creatividad

El teatro estimula el desarrollo de la creatividad, porque los chavales dejarán de actuar tal y como son para hacerlo de otra forma. Podrán meterse en situaciones irreales, pasadas, presentes o futuras. Tendrán que ser alguien que no se corresponde con ellos. Incluso puede que las exigencias del guión les lleve a transformarse en superhéroes.

7.- Ayuda a controlar emociones

Como he comentado anteriormente, el teatro sirve para entender qué es la empatía y para empatizar con otras personas. Además, les ayudará a controlar sus emociones porque las conocerán mejor y aprenderán a relajarse. El teatro les dará la posibilidad de fingir emociones para saber que realmente existen y de interactuar con compañeros que también las están fingiendo.

Un buen ejemplo es la ira, muchas veces incontrolada por nosotros mismos. A un alumno que se enfada y rompe algo, de mentira porque así lo pone en el guión, le tenemos que hacer ver hacia dónde le ha llevado el enfado para que reflexione. Es importante decirle que el enfado es natural, pero que hay que canalizarlo de otra manera para evitar romper objetos o realizar cualquier tipo de agresión.

8.- Mejora la autoestima

Aumenta la autoestima de quienes lo practican porque les hace sentirse seguros en sí mismos, ya que se ven competentes a la hora de hablar en público. Es más: quienes han llegado a pensar que no sirven para nada, llegan a la conclusión de que son útiles porque al hacer teatro están creando un espectáculo que puede ser visto y disfrutado por quienes lo ven.

Como habéis visto, el teatro en el aula es una muy buena herramienta para trabajar contenidos. Si te ha parecido útil e interesante, no olvides compartir esta publicación. Y si quieres descargarte GRATIS una actividad para trabajar las habilidades sociales pulsa AQUÍ. Sin nada más que añadir…¡Qué suba el telón!

Foto: morgueFile

Foto: morgueFile

Anuncios

Un comentario en “Los beneficios del teatro en el aula

  1. Pingback: Beneficios del teatro en nuestra salud | Psicología en vena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s