9 estrategias para actuar ante el TDAH en el aula

Tras conocer en qué consiste el TDAH, esta semana os traigo una serie de estrategias para abordarlo en el aula. No estamos exentos de toparnos con niños que padezcan este trastorno y, por ello, saber responder puede ayudar en gran medida a todos los implicados. Visto desde la perspectiva educacional, cabe preguntarnos: ¿cómo podemos actuar ante un caso de TDAH? ¿Qué podemos hacer desde el centro educativo?

El TDAH se trata de dos formas: mediante medicamentos o con terapia psicológica. Dependiendo de la gravedad del caso, se recurre a una o a otra, o se usan ambas. Todos los centros educativos cuentan con la figura del orientador (o al menos la ley así lo establece) y con un equipo de profesionales encargados de la educación especial, formado por pedagogos, maestros de audición y lenguaje, etc. Es primordial realizar un diagnóstico a tiempo para evitar complicaciones en el futuro académico y social del alumno.

running for the cake!!!!

1.- Evaluación

En la etapa infantil ya es posible detectar problemas de atención en los pequeños y, a partir de ahí, averiguar si tiene TDAH o no. Éste es el primer paso para tratar este problema con garantías, por ello los/las maestros/as de infantil o la familia tienen que estar atentos a los síntomas. Ante cualquier duda, lo mejor es recurrir al psicólogo del centro para que evalúe al niño.

2.- Adaptaciones

Una vez sepamos si el/la niño/a padece TDAH o no, tendremos que aplicar una serie de adaptaciones en el material didáctico proporcionado por sus maestros. Normalmente suelen tener dificultades en las asignaturas instrumentales (Matemáticas y Lengua). Estas adaptaciones suelen centrarse en la duración de las actividades, en los objetivos a cumplir por el alumno y en el sistema de premios por conducta realizada.

3.- Atención personalizada

Es muy importante que nos adaptemos a ellos, y no al revés. A la hora de indicarles que algo que han hecho no está bien, no se lo digas delante de toda la clase. En cambio, si ha hecho algo bien, aprovecha para elogiarlo delante de sus compañeros porque así conseguirás motivarlo para que se siga esforzando. Tal vez os preguntéis… “Si no puedo llamarle la atención delante de sus compañeros, ¿cómo lo hago?” Muy sencillo, aplicando lo que se conoce como mini-tutoría, que consiste en hablar de “TÚ a TÚ” con el alumno, sin que el resto de alumnos se enteren. Yo soy partidario de sacarlo de clase unos minutos para hablar con él, aunque también sirve que os acerquéis a su pupitre mientras el resto está haciendo una actividad individual.

4.- No etiquetar: “eres un niño revoltoso”

Si hay algo odioso son las etiquetas. Ellos saben cómo los clasificamos y pueden actuar en consecuencia. “Mi padre dice que soy muy revoltoso. Pues voy a ser más revoltoso aún para que se fastidie”. Evita etiquetarlos, cambia el “eres muy malo” por “yo sé que en el fondo eres un buen niño. Confío en ti”.

5.- Comunicación fluida con los padres y seguimiento

Muchos padres no saben cómo afrontar esto. Se hacen un lío, se desesperan, pierden la paciencia, se preocupan más de lo normal. Debemos tenderles la mano, comprenderles, apoyarles y proporcionarles toda la ayuda que esté en nuestras manos. No es fácil convivir con un niño hiperactivo para unos padres que apenas conocen el significado de las siglas TDAH.

6.- No uses el mismo sistema de reforzamiento que con el resto

Normalmente tendremos que adaptar también el sistema de reforzamiento positivo, es decir, los premios por buena conducta. Por ejemplo: imagina que el profesor de biología da un positivo a cada alumno por hacer los deberes, pero que no premia el comportamiento. En este caso, se sobreentiende que los alumnos ya son lo suficientemente maduros como para comportarse debidamente. Hasta aquí bien. ¿Qué hacemos con un alumno que no sabe estar en clase, que habla y que tiene dificultad para atender? Pues podemos optar por premiarle cada vez que se porte bien y tenerle en cuenta el comportamiento de cara a asignarle una nota final en el boletín.

7.- Alejarlo de los distractores

Un error garrafal es dejar que un alumno con problemas atencionales se siente en la última fila o al lado de la ventana. Tenemos que colocarlo en primera fila siempre que sea posible, para evitar que se distraiga. Ellos dejan de prestar atención a lo que el docente está explicando con frecuencia, y lo que es peor: atienden a estímulos irrelevantes (un pájaro que se acaba de posar sobre la repisa de la ventana y está aleteando, por ejemplo). Si lo ponemos en primera fila conseguiremos dos cosas:

1.- Lo tendremos controlado. Estará controlado, pero en el buen sentido. Me explico: con estos niños no podemos utilizar el mismo sistema de reforzamiento que con el resto. Al tenerlo tan cerca, podrás observar lo que hace y premiarlo de varias formas (palmadas en el hombro, elogios, tu aprobación con la cabeza, etc). Además para él será más “embarazoso” hablar con el compañero que tenga al lado porque tiene una figura de autoridad a escasos centímetros.

2.- Podrás hacer que participe de manera más activa en las dinámicas de la clase. Los niños con TDAH suelen ser algo habladores. Darle la oportunidad de participar en clase al principio puede ayudarnos a ganarnos su respeto y afecto, porque pensará: “este profe sí que mola, porque me deja hablar”. Pero no hay que olvidar que tenemos que establecer unos límites a la hora de intervenir en clase y unas normas, como respetar el turno de palabra de los compañeros o levantar el brazo para poder intervenir.

8.- Evita que las clases sean monótonas

Tengas o no un alumno con TDAH, evita que tus lecciones sean monótonas y aburridas. Apóyate en las nuevas tecnologías, haz que los alumnos participen en debates, role playing, actividades creativas, concursos para aprender el contenido de los temas, etc. No quiero decir que tengamos que eliminar la parte teórica donde el profesor es el protagonista. Se puede dividir la clase de la siguiente manera: 25 minutos de clase teórica, 10 de ejercicios y 20 de participación u otras actividades complementarias en las que el alumno siga en contacto directo con los contenidos de la asignatura.

9.- Las autoinstrucciones y su aplicación al TDAH

Las autoinstrucciones es un método elaborado por Meichembaum (1981) que consiste en que el alumno se hable así mismo para que pueda realizar adecuadamente una tarea. El objetivo principal de este método es enseñar a estos/as chicos/as a que utilicen un lenguaje interno que les ayude a autorregular su comportamiento, sobre todo el aspecto atencional. Para llevarlo a cabo tenéis que seguir los siguientes pasos:

En primer lugar es necesario que el profesor se convierta en modelo y explique, ejemplificando este método, cómo iría haciendo la tarea en cuestión mientras se habla a sí mismo. “Ahora voy a abrir el libro por la página 35, me voy a sentar en la silla cómodamente, voy a sacar el subrayador del estuche, voy a leer el primer punto del tema 2 y posteriormente voy a subrayar las ideas más importantes. Cuando pasen 35 minutos haré un pequeño descanso”.

Por último, el alumno tiene que hacer lo mismo pero junto con el profesor. De esta manera aprenderá a proporcionarse él mismo las instrucciones. No obstante, no olvidéis que hay que hacer un seguimiento para comprobar que el aprendizaje se ha consolidado. Y armaros de paciencia, que la necesitaréis.

Espero que todas las estrategias que os he detallado os sirvan. Si conocéis alguna más o simplemente utilizáis determinada dinámica en clase, y os funciona, dejad un comentario en esta publicación y la compartimos con el resto de visitantes de este blog. Y si os ha parecido interesante y útil el artículo, no olvidéis compartirlo.

Jugando en la terraza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s