La importancia del lenguaje

El lenguaje es un elemento básico de nuestro día a día. Medio de intercambio social, a través del cual nos comunicamos con las personas. Su adquisición no deja de ser curiosa, sobre todo cuando vemos a los más “peques” diciendo sus primeras palabras con esa cara de inocencia… Nuestro sistema educativo, contempla el lenguaje en una de sus siete competencias clave, de ahí que sea tan importante para que el proceso de enseñanza aprendizaje sea correcto, ya que la inteligencia y el pensamiento están estrechamente relacionados con el lenguaje. Pero, ¿qué viene antes: el lenguaje o el pensamiento? ¿Qué componentes tiene el lenguaje?

Autores como Vigotsky o Luria defendían la interdependencia entre lenguaje y pensamiento. Para ellos, el niño adquiría primero el lenguaje al relacionarse con la sociedad y, posteriormente, desarrollaba el pensamiento. Por tanto, para esta vertiente ideológica el lenguaje es una herramienta del pensamiento. En cambio, autores como Piaget, afirmaban que el pensamiento se desarrollaba mucho antes que el lenguaje y que, debido a ello, la base del lenguaje era el pensamiento. No obstante, cedían en cierto modo y reconocían que una vez que los niños adquieren el lenguaje, éste sirve para que el pensamiento se siga desarrollando.

¿Cuándo se adquiere el lenguaje? Podemos considerar lenguaje las primeras sonrisas, miradas y los balbuceos de los primeros meses. De hecho, posteriormente llegarán las protoconversaciones, que son diálogos muy primitivos producidos por el bebé. Cabe destacar la holofrase, siendo ésta una forma de expresar una oración en una simple palabra, como por ejemplo “nene-parque”.

Tras adquirir el lenguaje, viene la adquisición del significado. Tan importante es producir lenguaje como saber el significado de lo que sale por nuestra boca. Aproximadamente, entre los 10 y 20 meses, aparecen las primeras emisiones sin significado. Éstas son utilizadas para compartir experiencias únicamente. Entre los 16 y 24 meses, el pequeño utiliza las palabras como símbolos. Y entre los 19-30 meses empieza a formar construcciones de dos palabras. Con el paso del tiempo, va entendiendo que a cada objeto le corresponde una palabra, y a cada palabra un significado.

03 El lenguaje del arte

Como ejemplo de la adquisición del significado os cuento la explicación que nos dio nuestro profesor de Pensamiento y lenguaje en la facultad, el gran Luís. “Un día, dos hombres de las cavernas, se encontraban cazando con lanzas en el bosque. Uno de ellos pensó en decir argg, a lo que el otro señaló con su dedo índice la lanza que llevaba en la mano. Ante este gesto, el que portaba la lanza hizo lo mismo y volvió a decir argg. A partir de ese momento, argg era utilizada para hacer referencia a las lanzas que utilizaban para cazar. Con esto, una simple palabra adquirió significado”. ¿Qué quiere decir esto? Que nosotros somos la única especie capaz de dotar de significado a los elementos que nos rodean.

Respecto a los componentes que forman parte del lenguaje, éstos son: la fonética, la fonología, la morfosintáxis, la semántica, y la pragmática.

Fonética: hace referencia a las características de los sistemas auditivo y articulatorio del ser humano. Somos la única especie capaz de producir lenguaje, gracias a nuestras características biológicas.

Fonología: se refiere al estudio de la organización de los sonidos en un sistema, utilizando sus caracteres articulatorios y de la distribución de los contextos en los que pueden aparecer. Lo que viene siendo el sonido y los fonemas.

Morfosintáxis: centrado en la descripción de la estructura interna de las palabras y en las reglas de combinación de los sintagmas en oraciones. Se divide en morfología y sintaxis, siendo la primera referida a las formas que adoptan las palabras mediante los afijos. Mientras que la sintaxis es el conjunto de reglas que regula las combinaciones entre palabras para producir oraciones.

Semántica: estudio del significado de las palabras y de las combinaciones. Es la base para la comprensión y producción del lenguaje.

Pragmática: este componente estudia el uso del lenguaje en diferentes contextos comunicativos. Tiene en cuenta que en la sociedad hay diferentes contextos, con diferentes normas, y que ello influirá en la forma de expresarnos. No es lo mismo hablar con nuestros amigos, que impartir una conferencia sobre energías renovables.

Es comúnmente aceptado que el lenguaje implica sonido y palabra. Pero no es así. Lenguaje es igual a comunicación, y la comunicación puede ser verbal o no verbal. Es decir: podemos transmitir mensajes a través de gestos. Y aquí es donde cogen importancia las habilidades sociales, la asertividad, empatía… Si quieres aprender a utilizar algunas técnicas asertivas, pulsa AQUÍ.

¿Comunicación?

Anuncios

Un comentario en “La importancia del lenguaje

  1. Pingback: Genie, la niña salvaje | Psicología en vena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s