9 cosas que debes hacer antes de una carrera

Hoy quiero daros unas pautas psicológicas para que las apliquéis antes de participar en una carrera. La preparación psicológica es tan importante como la preparación física, por eso no podemos olvidarnos de ella dado que nos puede pasar factura.

1.- Confía en ti mismo

Confiar en uno/a mismo/a no sólo es importante para correr: también lo es para el resto de retos que nos plantea la vida. Piensa en las veces que te has enfrentado a una situación similar y has conseguido superarla, en todo el entrenamiento que llevas a tus espaldas, en que es sólo una carrera y lo importante es participar, y en que, a en caso de quedar el último, siempre quedarás por delante de quienes no se atrevieron a correrla.

zapatillas atletismo 5 operación triunfo

2.- Repasa todo el material la noche de antes

No tener la mochila preparada con lo necesario para participar en la carrera (botella de agua, toalla, ropa de cambio, documentación…) nos puede generar preocupación y nerviosismo, ingredientes suficientes para generar insomnio. La calidad del sueño es vital para competir y una muy buena forma de conseguirla es acabando con lo que nos preocupa, bien sea apuntando en un papel aquellas tareas que tenemos que hacer antes de ir a la carrera o realizándolas antes de irnos a dormir.

3.- Duerme más de 8 horas

Vuelvo a insistir en la importancia del sueño. Es más: para conseguir que ese sueño sea de más de 8 horas, es muy recomendable que la tarde previa a la carrera no os echéis la siesta. ¿Por qué? Porque necesitas tener la suficiente carga de sueño como para evitar desvelarte a media noche como consecuencia del nerviosismo, falta de sueño, etc.

4.- Ve con tiempo suficiente al lugar

Por el camino pueden haber imprevistos, nos podemos perder, podemos tener problemas para encontrar aparcamiento, etc. Por ello es necesario que vayas con suficiente antelación al lugar para evitarte sustos. De esa manera tendrás tiempo suficiente para calentar, ver el lugar, hacerte alguna foto y charlar con tus compañeros/as.

5.- Trabaja la concentración

Olvídate de tus preocupaciones y céntrate en disfrutar la carrera. Una muy buena forma de hacerlo es escuchando música que te guste en las horas previas a la carrera, haciendo un sudoku o crucigrama, etc. Observa cómo reacciona tu cuerpo cuando calientes, cuando trotes, cuando queden pocos minutos para empezar. Y recuerda que tienes que correr con cabeza. ¡Siempre!

IMG_0288

Bajando del Castillo.

6.- Anticipa sensaciones (simulación)

¿Qué mejor forma de prepararnos para una carrera que anticipando las sensaciones que tendremos en ella? Si lo hacemos, podremos llevarlas mejor, sobre todo las negativas como el cansancio, la desesperación o la frustración.

La carrera la podemos dividir en varias fases. Al principio, cuando tomamos la salida, nos sentimos con ganas de correr y muy motivados: “voy a buscar la cabeza de carrera para ir al mismo ritmo”. Sentimos que el ritmo que llevamos es demasiado bajo, algo que puede llevarnos al error de aumentarlo bruscamente. En cambio, a mediante carrera se apodera de nosotros el optimismo y la moderación, reflejados en pensamientos como “venga, que con acabar la carrera ya me doy por satisfecho”.

El cansancio hace acto de presencia cuando atravesamos el ecuador de la carrera. No obstante, también depende de cada persona y de su entrenamiento previo. Y cuando quedan pocos kilómetros para llegar a meta, aparece el sufrimiento, la desesperación y algún que otro pensamiento que nos dice que tiremos la toalla.

Y por último, nos queda la sensación de satisfacción y alivio que tenemos al llegar a meta. Intenta simularla cuando te sientas desanimado. Rescátala de lo más profundo de tu mente cuando pienses en tirar la toalla. Es más: piensa en los aplausos del público, en las palabras de apoyo de tu gente y en lo que te espera en la zona de avituallamiento.

7.- ¡Cambia el chip!

Dale la vuelta a los pensamientos negativos.

No seré capaz de llegar a meta”: “He sido capaz de llegar a meta en otras ocasiones”.

¡Puff! Aún me quedan 5 km para llegar”: “Sólo me quedan 5 kilómetros para llegar. Llevo muchos kilómetros recorridos. ¡5 km no es nada comparado con todo lo que llevo!”

Voy a quedar el último”: “Aunque quede el último, quedaré por delante de quienes no se han atrevido a correr esta carrera”.

8.- Proponte objetivos realistas

Muchas veces nos exigimos demasiado y nos creamos elevadas expectativas. Debemos ser realistas, proponernos objetivos que podamos cumplir y conocer cuáles son nuestras limitaciones. Si no lo hacemos, la decepción será enorme e incluso ello nos llevará a abandonar.

9.- Recompensa tu esfuerzo

Date un premio cuando acabes la carrera, quedes en la posición que quedes, porque te lo mereces por haberla acabado. Unas cervezas con los amigos, un paseo por la orilla del mar con tu pareja, un “maratón” de películas en el sofá de tu casa o simplemente comer tu plato favorito.

Y si quieres inmortalizar tus carreras en primera persona, no dudes en comprar esta Go Pro por el increíble precio de 44,99 euros. Pulsa aquí para más información

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s