¿Qué es el síndrome de alienación parental?

Cuando una pareja se separa, no es cosa de dos. La ruptura puede “salpicar” a terceras personas, y más todavía si hay hijos en común. Y ahí es donde aparece el síndrome del que os quiero hablar hoy: el Síndrome de Alienación Parental (SAP), un trastorno cada vez más frecuente en nuestro país, ya que es uno de los problemas que más quejas plantea a las instituciones españolas. Fue definido por primera vez en el año 1985 por Richard Gardner en EEUU.

¿En qué consiste? Ocurre cuando uno de los dos progenitores utiliza al niño para hacer daño a su expareja. Por un lado tenemos el alienador, que es quien manipula al hijo, y por otro lado tenemos al alienado, que sufre los efectos de este síndrome. Dicha influencia la ejerce de manera repetida sobre el/la niño/a para destruir la relación que tiene con el otro progenitor y, de paso, ganar puntos ante el juez a la hora de conseguir la custodia. Sin darse cuenta, quien realmente sufre las consecuencias de estas malas conductas es el pequeño.

Para que entendáis en qué consiste os pongo un ejemplo.

El progenitor A le dice al niño que el progenitor B quiere mucho más al hijo que tiene en común con su nueva pareja, a pesar de que es evidente que quiere a ambos por igual puesto que los dos reciben la misma atención.

Como todo en la vida, también es posible fingir que padecen el Síndrome de Alienación Parental. “Está mintiendo a mi hijo sobre mí. Le dice que soy un mal padre y un despreocupado”. Quienes trabajamos directamente con niños, padres y madres tenemos que llevar cuidado con estas cosas e intentar ser lo más imparciales que podamos.

19 de Marzo. DIA DEL PADRE

¿Qué características tienen aquellas personas con SAP?

 

Hay una serie de características que están presentes en las personas que ocasionan el SAP.

Menospreciar al otro progenitor. “Tu padre es un gandul, no tiene ganas de trabajar”. Con comentarios negativos, poco a poco consigue que el hijo que tienen en común también rechace al otro progenitor e incluso llegue a insultarle con frecuencia. Incluso puede llegar a utilizar a su nuevo cónyuge para suplantar totalmente la función del otro progenitor.

Culpabilizarle del divorcio. Le cuentan cosas del divorcio en ausencia del otro progenitor, en muchas ocasiones exageradas o falsas. “Nos hemos divorciado por su culpa, porque es un/a desordenado/a”.

Oponerse al derecho de convivencia con el otro progenitor. Impiden, a toda costa, que se cumpla el régimen de visitas o que pase el tiempo que le corresponde con el otro progenitor. Pueden llegar a utilizar excusas, a no contestar las llamadas del otro progenitor, a tomar decisiones importantes sin contar con su opinión y/o autorización etc.

Ridiculizar los sentimientos del niño hacia el otro progenitor. “¿Tú le quieres? ¡Vaya, pues si que eres tonto!” Con esto consigue que el chaval sienta vergüenza y opte por no expresar sus emociones hacia la otra parte, llegando incluso a conseguir la ausencia de emociones y/o sentimientos hacia su otro progenitor.

Premiar comportamientos despectivos y de rechazo hacia el otro progenitor y castigar los acercamientos por parte del niño hacia la otra parte. Quiere lograr que al final sea el niño quien, de forma autónoma, lleve a cabo estos comportamientos agresivos hacia el otro progenitor. Y, por si fuera poco, quiere acabar con toda conducta afectiva por parte del niño hacia su padre/madre. Desde frases como “Muy bien hijo mío. Has hecho bien en llamarle inepto/a”, hasta premios directos como dejarle que se acueste más tarde o llevarlo al cine. Todo vale para para reforzar conductas.

frente ao mar

Causas

¿A qué se debe este síndrome? ¿Qué buscan quienes lo provocan? Dependiendo de la persona, pueden aparecer unas causas u otras. O incluso todas las siguientes:

Problemas de autoestima. Ocurre cuando el progenitor que lo provoca se siente acomplejado, menospreciado, infravalorado… El hecho de que se sienta así no implica que su entorno lo trate de mala manera: muchas veces somos nosotros mismos quienes no vemos nuestras cualidades.

Enfado acumulado durante la relación. Es muy posible que quien influye negativamente en los hijos para lograr que rechacen al otro progenitor tenga acumulada mucha ira de la relación. Además, tal vez dicho enfado venga después del divorcio debido a que el alienador quiere mantener a toda costa su relación con el progenitor que sufre este síndrome

Falta de habilidades sociales y dificultades en la expresión de las emociones. Estas personas, en la mayoría de los casos, carecen de recursos para afrontar el malestar emocional ocasionado por la ruptura o divorcio. Con lo cual, la forma de canalizar esa rabia y/o frustración es mediante la influencia negativa sobre el niño para ponerlo contra el otro progenitor.

Trastornos en la personalidad/mentales. Se puede dar el caso de que el ocasionante del SAP tenga muy distorsionada la realidad porque padece una esquizofrenia o trastorno similar que le genera alucinaciones mentales, pudiendo llegar a pensar que su pareja o expareja está en su contra, que les roba, que le ha dejado por otro/a más guapo/a, etc.

A pesar de que el objetivo del alienador es perjudicar al otro progenitor, lo que consigue también es que las consecuencias del SAP repercutan sobre sus hijos. Problemas de autoestima, indefensión, sensación de vulnerabilidad, falta de criterio propio, inseguridad, depresión crónica, falta de organización, etc. Por si fuera poco, no hay nada más triste que romper el vínculo de un padre/madre con su hijo.

En ocasiones, los psicólogos podemos contribuir sin darnos cuenta a que se dé este síndrome. ¿Cómo? Haciendo informes muy subjetivos que sólo favorecen a una parte y que maquillan la verdad. Tenemos que llevar cuidado. ¡Mucho cuidado!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s