Llega la revolución de las aulas: flipped classroom

Autores como Johnson & Johnson (1991) afirman que la idoneidad de este método de aprendizaje radica en los grupos pequeños de estudiantes, ya que al ser tan reducidos pueden interaccionar más y mejor aprovechando al máximo su aprendizaje. El estudiante no sólo busca su beneficio: también aporta conocimiento y beneficio a su grupo.

¿Qué es el aprendizaje cooperativo? Método pedagógico basado en el trabajo en equipo cuyo objetivo es alcanzar determinadas metas comunes, como por ejemplo el aprendizaje de conocimientos, y en los que intervienen y son responsables todos los miembros del grupo.

En el aula podemos distinguir tres tipos diferentes de aprendizaje, atendiendo a la participación de los alumnos.

Aprendizaje competitivo. Es aquel en el que el alumno únicamente consigue sus propósitos si sus compañeros no los alcanzan. Hay una lucha “todos contra todos” y se premia dicha competitividad. Este tipo aparece en la enseñanza tradicional y no favorece la inclusión.

Aprendizaje individual. Cada alumno sigue si camino, sin competir con sus compañeros y sin aportar nada a sus compañeros. El proceso de enseñanza aprendizaje se realiza de manera individual, en trabajos individuales. No se favorece la competitividad, pero tampoco contribuye a cohesionar el grupo y/o fomentar la inclusión.

Aprendizaje cooperativo. Mediante este tipo de aprendizaje, el alumno alcanza sus metas única y exclusivamente cuando sus compañeros también lo logran. Se forman grupos heterogéneos en clase, para promover la inclusividad y la integración.

Ahora que ya sabéis qué es el aprendizaje cooperativo, vamos a profundizar y a relacionarlo con un método innovador que está llegando a las aulas: el flipped classroom. ¿En qué consiste este método? Flipped classroom es una expresión inglesa que significa “darle la vuelta a la clase”. Define un método educativo en el que la metodología que se utiliza es la del aula invertida. ¿Qué quiere decir esto? Que cambiamos de costumbres y las tareas que antes se hacían en casa, ahora se hacen en clase, y a la inversa.

Aprendizaje cooperativo y flipped classroom se complementan, ya que los deberes se realizan conjuntamente y el profesor traslada el tiempo empleado a la explicación de la lección al método flipped classroom. Por tanto, el estudiante debe comprender el contenido más teórico y asimilarlo, utilizando unas grabaciones hechas por el profesor, de tal manera que el tiempo de estancia en el aula se dedica única y exclusivamente a la realización de tareas y resolución de problemas o dudas mediante el aprendizaje cooperativo.

Flipped Classroom

Por ejemplo: imagina que tienes que hablarles a tus alumnos de la Guerra Civil Española. Si utilizamos este método, nos grabaríamos explicando toda la teoría necesaria para entender la contienda, mandaríamos dicha grabación a nuestros/as chicos/as y ellos/as tendrían que verla en casa unos días antes de que hagamos la actividad cooperativa. Llegado el día, los ponemos por grupos más o menos heterogéneos y empezamos a plantearles preguntas. “¿En qué año ocurrió la sublevación militar? ¿Quiénes formaban parte de las tropas internacionales? ¿Qué pasó con el rey?”

Esta forma de enseñanza favorece que el alumno tenga autonomía y se sienta partícipe de las dinámicas de la clase, ya que el método tradicional consiste en realizar clase magistral y el profesor ocupa un 80 % del tiempo hablando.

Memorístico Vs comprensivo

Aprendizaje memorístico. Consiste en aprender contenidos de memoria, sin plantearse su utilidad y sin relacionarlo con el aprendizaje previo. Es típico de las lecciones magistrales.

Aprendizaje comprensivo (aprendizaje significativo). El alumno necesita un nivel previo para aprender estos contenidos y, de esta manera, relacionar los nuevos con los ya consolidados previamente. Se trata de que comprenda lo que está aprendiendo y esta forma de aprendizaje aparece en el aprendizaje cooperativo, lejos de las lecciones magistrales de antaño.

Retorno das aulas

Llegados a este punto, cabe resaltar que el aprendizaje cooperativo favorece el aprendizaje significativo y que el flipped classroom tiene una serie de beneficios.

1- No es necesario mandar tareas para casa

Como he comentado al principio, las tareas que antes se hacían en casa, ahora se pueden hacer en clase bajo la supervisión del profesor. Por tanto, los alumnos ya no tendrán tantos deberes y podrán disfrutar de la tarde jugando o paseando.

2.- Se promueve la colaboración entre alumnos

Al crear grupos heterogéneos y fomentar el aprendizaje cooperativo, estaremos promoviendo la colaboración entre alumnos y fortaleciendo la cohesión grupal. Aquellos alumnos que van más despacio podrán ser ayudados por quienes más saben de la lección y, a su vez, los más inteligentes podrán sentirse útiles y satisfechos al ayudar.

3.- Aprendizaje personalizado

Debido a que el profesor no da clase en el aula como se hace habitualmente (sí que está, pero ya no hace lección magistral y su misión es dinamizar el grupo), puede dedicar más tiempo a atender individualmente a los chavales. Por eso es un aprendizaje personalizado: porque tiene más tiempo para atender individualmente a los chicos.

4.- Cada estudiante puede ir a su ritmo

Se optimiza el tiempo, porque los estudiantes ya no tienen que realizar tareas inservibles y/o repetitivas. Y cada chaval es responsable de su propio aprendizaje.

5.- Se trabajan las habilidades sociales y la interacción

La clase que cuenta con este método es una clase en la que todos los alumnos participan, expresando su opinión, resolviendo preguntas formuladas por el profesor, etc. De esta forma estamos trabajando las habilidades sociales y favoreciendo que los alumnos interaccionen entre sí. Además, dicho sea de paso, podemos trabajar las normas de convivencia y hacer role-playing.

6.- Las familias también pueden participar

Con el envío de las clases grabadas a los chicos y chicas, las familias también pueden hacer un visionado de las mismas y ser partícipes del proceso de enseñanza-aprendizaje. Además, a la hora de ayudar a sus hijos, podrán apoyarse en las mismas.

7.- Se evalúa todo el proceso de aprendizaje

Tradicionalmente siempre se ha evaluado el proceso, dándole más importancia a la nota obtenida en los exámenes y dejando de lado el esfuerzo realizado. Con este método se evalúa todo el proceso, porque al realizar las tareas en la clase es más evidente y fácil para el maestro hacerlo. Podemos ver si trabajan y cómo trabajan.

Como habéis podido comprobar, en este método el profesor es un animador que invita al alumno a descubrir conocimientos. Si queremos que nuestros alumnos estén motivados, tenemos que invitarlos a aprender y no obligarlos a ello. Proponer y no imponer, esa es la clave.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s