¿Qué son los primeros auxilios psicológicos

Suena el teléfono. Al otro lado de la línea un hombre parece nervioso. Ha visto a un joven salirse de la carretera con su moto y está muy grave, tirado en el suelo. Necesita una ambulancia. Rápidamente, los técnicos de socorros y emergencias se desplazan hasta el lugar de los hechos. Cuando llegan, comprueban que el motorista está muerto y que ya no se puede hacer nada por él. A pesar de haberle hecho la reanimación cardio-pulmonar y de haber llamado a la ambulancia, se siente culpable y, por ello, empieza a tener síntomas de un ataque de ansiedad, tristeza, estado de shock, etc.

El ejemplo que os he puesto es, por desgracia, muy frecuente en nuestro país. En teoría, hasta el lugar donde ha ocurrido esa desgracia debería de desplazarse un/a psicólogo/a. Dado que no hay suficientes, tal vez opten por “paliar” estos síntomas con ansiolíticos. ¿Hasta qué punto es esto funcional? Si sólo tratamos la parte física, no estamos abordando por completo a la persona. Es imprescindible dar apoyo psicológico a quienes lo necesitan.

En el artículo de hoy quiero hablaros de los primeros auxilios psicológicos y de su importancia. Para contextualizarlos, os contaré lo que sucede cuando ocurre un evento traumático y en qué consisten los primeros auxilios emocionales.

Cruz Roja Española

¿En qué consisten los primeros auxilios emocionales?

Se trata de ayudar inmediatamente a atenuar los conflictos emocionales a aquellas personas que han sufrido una situación traumática. Esta intervención la hace personal entrenado y formado, mediante la utilización de técnicas simples basadas en teorías o métodos psicológicos. Estos profesionales entran en contacto con las víctimas poco después de que ocurra el evento catastrófico.

Este tipo de intervención pertenece a la prevención secundaria. Hay tres tipos de prevención: primaria, secundaria y terciaria. Pues bien, la secundaria se aplica cuando queremos reducir las consecuencias del daño ocasionado en un colectivo que está sufriendo una serie de circunstancias, en este caso traumáticas. Es vital aplicarlo lo antes posible, porque transcurridas 72 horas desde que sucede el evento adverso, dejan de ser efectivos.

¿Qué pasa cuando ocurre un desastre?

Es importante tener en cuenta que no es lo mismo catástrofe, desastre o accidente. Dentro del concepto “crisis” se enmarca toda la intervención de los primeros auxilios emocionales y/o psicológicos. Ante una situación de crisis, toda persona sufre todos o alguno de los siguientes síntomas. Es algo normal, pero una buena intervención hará que éstos no vayan a más.

  • Nerviosismo. Aumenta el ritmo cardíaco, la presión arterial y la frecuencia respiratoria, lo cual hace que estemos más nerviosos. Aparece la sudoración y la necesidad de orinar mucho. Este nerviosismo también les lleva a tener conductas compulsivas mediante las cuales tratan de reducir la ansiedad.

  • Desconcierto e incertidumbre. Estas personas no saben qué va a suceder. Lo que acaban de ver les ha dejado desconcertados y en shock, y es normal que la incertidumbre se apodere de ellos.

  • Pérdida del razonamiento. Ante tanta tristeza y/o ansiedad es muy complicado que puedan razonar. Por ello, si tienen que tomar algún tipo de decisión es mejor intervenir, con los primeros auxilios psicológicos, y dejar un tiempo para que estén en condiciones de razonar. También sucede que tengan mucha ira y se vuelvan agresivos/as, de tal forma que pierdan la capacidad para razonar.

  • Desorientación espacial y temporal. El shock les impide saber dónde están, qué hora es, etc. Es como si la catástrofe que acaban de sufrir ocupara toda su mente y no existiera nada más.

  • Distorsión perceptiva. Como consecuencia, la atención se focaliza de manera inadecuada y hay desorganización en el análisis de la información.

  • Indefensión. Es el sentimiento de que hagas lo que hagas, no sirve de nada.

  • Desencadenamiento de emociones. Aparecen la tristeza, la ira y el miedo. Pueden hacerlo de forma extrema. Pueden llegar a sentirse culpables.

  • Se vuelven más sugestionables, sobre todo ante una autoridad o ante la irritación.

La forma de reaccionar ante un evento adverso se puede clasificar en un continuo, con dos extremos. Por un lado tenemos el extremo dilatado y por otro el constrictivo.

Dilatado: la persona se vuelve hiperactiva, nerviosa, precipitada, agitada, descontrolada… Un ejemplo es la crisis de pánico o la agresividad.

Constrictivo. Aparece el bloqueo emocional, la apatía, la pasividad, se quedan inmóviles… Aquí es donde encontramos a quienes se encuentran en estado de shock.

Piña de alguien en Málaga

¿Cuáles son las ventajas de actuar a tiempo?

Quienes reciben primeros auxilios emocionales, y lo reciben a tiempo (muy importante también), se pueden beneficiar de las siguientes ventajas:

1.- Se encontrarán en mejores condiciones para poder elaborar posteriormente el suceso.

2.- El nivel de estrés se reduce, de tal manera que disminuyen las manifestaciones físicas que este lleva asociado. Esto, a su vez, contribuye a mejorar el pronóstico de los problemas físicos asociados, y a que estén en condiciones de colaborar en las labores de rescate o, al menos, que no interfieran.

3.- Evidentemente, con este tipo de intervención se reduce el riesgo de que las reacciones no patológicas se transformen en patológicas y pueda derivar en una depresión o trastorno de estrés postraumático.

En resumidas cuentas, casi todos los que se ven afectados por un evento traumático, accidente o situación crítica, experimentan lo siguiente alteraciones emocionales. Seamos conscientes de que todos tenemos un punto de “ruptura” a partir del cual entramos en crisis y que no elegimos no elegimos cuándo nos alteramos o si queremos alterarnos ante una situación de estas características. Pero no olvidemos que poseemos más resistencia psicológica y más recursos de lo que parece, y que tenemos derecho a sentirnos como nos sentimos: y este es el principio desde el cual debemos empezar a trabajar.

En próximos artículos os hablaré de la intervención psicológica dirigida a los profesionales que intervienen en situaciones de crisis, ya sean catástrofes, accidentes, etc. Si os ha parecido interesante el artículo, compartidlo con vuestros amigos para que pueda llegar a más gente. ¡Gracias!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s