Inteligencia: ¿una o varias?

Muchos y muchas os habréis planteado a lo largo de vuestra vida si la inteligencia es única. Ya desde el colegio nos evalúan nuestros maestros para ponernos notas: “tú eres listo, tú no. Tú pasas de curso, tú no”. En mi época todo apuntaba a que únicamente existía una inteligencia que, en caso de que fueras el afortunado que la tenía, te permitía aprobarlo todo y recibir halagos por parte de tu entorno.

Hace unos años conocí a María (nombre ficticio), en un centro de discapacitados donde estuve como psicólogo en prácticas. Un día, mientras la psicóloga del centro buscaba material en su armario para preparar una actividad, encontró una caja. La sacó, la destapó y me la enseñó. Dentro había parte de un puzle de 1000 piezas hecho. En un primer momento pensé que había sido ella quien lo había hecho. Al preguntarle, me dijo que María había estado haciéndolo a ratos durante las últimas semanas. Hasta aquí todo puede encajarle a cualquier persona, pero si os digo que María tiene una discapacidad intelectual, probablemente os rompa los esquemas. Una persona que no sabe sumar, ni leer ni tiene una orientación espacio-temporal adecuada, era capaz de hacer un puzle de 1000 piezas. A su ritmo, pero lo consiguió.

Pero, ¿existe una inteligencia o varias? Howard Gardner creó la teoría de las inteligencias múltiples, mediante la cual afirma que la conocida como “inteligencia académica” no es la única inteligencia que tiene el ser humano. Que no podemos decir que un niño que suspende matemáticas en el colegio es menos inteligente que otro que consigue aprobarlas. Además, fue más allá y estableció 8 inteligencias, gracias a la investigación que realizó junto con investigadores de la prestigiosa Universidad de Harvard.

Inteligencia lingüística

Hace referencia a la capacidad para utilizar el lenguaje, tanto en su forma escrita, hablada como no verbal (gestos con las manos, miradas, etc). Es una habilidad que aparece en todas las culturas y que empezamos a utilizar desde muy pequeños. Es básica para nuestra supervivencia en la sociedad en la que vivimos. ¿Cómo habría sobrevivido nuestra especie sin la habilidad para comunicarnos con los demás?

Aquellas personas que tienen más desarrollada esta inteligencia son escritores, periodistas, profesores, poetas, etc. Además, es una de las inteligencias más trabajadas en los colegios, junto con la lógico-matemática.

Inteligencia lógico-matemática

Hace referencia a la capacidad que tenemos para resolver problemas matemáticos y al razonamiento lógico. Aquellas personas que resuelven problemas matemáticos con facilidad y razonan adecuadamente, tienen muy desarrollada esta inteligencia.

Al igual que la anterior, es trabajada en los colegios desde los primeros cursos. Aquellas personas que destacan en este tipo de inteligencia tienen más facilidad que otras para trabajar como ingenieros, químicos, economistas, contables, etc.

Inteligencia espacial

Habilidad para observar el mundo en el que vivimos y orientarnos espacialmente. Las personas que tienen este tipo muy desarrollado tienen facilidad para encontrar objetos, representar figuras geométricas con precisión, dibujar imágenes representadas en su propia mente, orientarse en un lugar desconocido, etc.

Una disciplina deportiva donde es muy importante tener una buena inteligencia espacial es el ajedrez. Aunque, eso sí, combinada con la lógico-matemática a la hora de razonar. Está presente en profesiones como pintor, arquitecto, ilustrador, piloto de aviones, etc.

Al igual que la lingüística, ha sido básica para nuestra supervivencia. Ya estaba presente en los cazadores de la prehistoria, que la necesitaban para no perderse cada vez que salían en busca de comida y agua. Muchos estudios afirman que únicamente la desarrollaron los hombres, porque las mujeres de aquella época no la utilizaban debido a que ellas se encargaban de las tareas del hogar. En cambio, la inteligencia lingüística sí estaba desarrollada en las mujeres.

Inteligencia musical

Hace referencia a la capacidad de distinguir, percibir, transformar y expresar el ritmo, el timbre y el tono de los sonidos musicales. Las personas que la han desarrollado tienen facilidad para componer e interpretar canciones.

Está presente en profesiones como músico o compositor. En nuestro sistema educativo no se le da la importancia que se le tendría que dar, a pesar de que numerosos estudios exponen los beneficios que tiene la música en nuestro aprendizaje, emociones y bienestar psicológico.

Inteligencia corporal y cinestésica

Este tipo se refiere a la habilidad para usar nuestro propio cuerpo para expresar ideas y sentimientos. Está relacionada con la coordinación, el equilibrio, la destreza, la fuerza, la flexibilidad y la velocidad con la que realizamos determinadas tareas. Además tiene en cuenta nuestra habilidad táctil, que se ve reflejada cuando manipulamos objetos o reconocemos diferentes texturas.

Aquellas personas que se dedican a la danza, el teatro o el deporte, tienen muy desarrollada esta inteligencia. El control de su cuerpo y la coordinación, son muy importantes para realizar su labor con eficacia.

Inteligencia intrapersonal

Hace referencia a la capacidad para entender nuestra propia vida interior. Nuestro autoconocimiento y reflexión acerca de cómo somos, quiénes somos y cómo nos comportamos.

Esta no está explícitamente en una o varias profesiones. Pero se podría decir que a partir de la adolescencia es cuando empezamos a formar nuestro autoconcepto (imagen que tenemos de nosotros mismos) y ello repercutirá en nuestra autoestima. El hecho de conocernos bien, nos ayudará a autocontrolarnos y a afrontar los problemas con eficacia. Por eso es importante esta inteligencia.

Inteligencia interpersonal

Capacidad para distinguir y percibir los estados emocionales y aquellas señales interpersonales de las personas que forman parte de nuestro entorno, de manera efectiva. Con señales, hago referencia a los gestos, la entonación que usan al hablar y todos los componentes del lenguaje no verbal.

Las personas con este tipo de inteligencia desarrollado disfrutan trabajando en grupo y tienen facilidad para hacerlo. A la hora de mediar entre compañeros no tienen problemas y suelen tomar las riendas del grupo para dirigirlo. Por ello, esta inteligencia está presente en profesiones como psicólogo, comercial o directivo.

Inteligencia naturalista

Capacidad de distinguir, clasificar y utilizar elementos del medio ambiente, animales o plantas, objetos, etc. Incluye habilidades tales como la observación, experimentación y reflexión sobre nuestras actuaciones con respecto al medio ambiente que nos rodea. Estas personas son conscientes de la necesidad de conservar nuestro medio ambiente.

Esta inteligencia está presente en profesiones como biólogo/a, ambientólogo/a, forestal, agricultor/a, granjero/a, etc. Conocen muy bien la naturaleza y, en la mayoría de las ocasiones, disfrutan trabajando con ella.

Lo curioso de ésta fue que Gardner la añadió posteriormente. Es decir: por lo visto, allá por el año 1995 se dio cuenta de que era necesario incluirla porque se trataba de una de las inteligencias básicas para nuestra supervivencia y que ha influido positivamente en nuestra evolución. ¿Qué sería de nosotros sin aquellas personas que se preocupan por conservar el medio ambiente y que lo estudian para obtener conocimiento?

A estas alturas ya habréis adivinado a qué inteligencia hacía referencia yo al principio de esta entrada cuando os he contado el caso de María. Sí, efectivamente: inteligencia corporal y cinestésica. Ella tenía la capacidad de juntar 1000 piezas de un puzle y con ello demostraba que Gardner no se equivocó cuando descubrió la teoría de las inteligencias múltiples. Puede que María no sepa leer ni escribir debido a su discapacidad. Pero, al parecer, la zona del cerebro responsable de la inteligencia corporal y cinestésica funciona perfectamente. Con lo cual, ello nos lleva a plantearnos lo siguiente: ¿por qué hay profesores que se siguen empeñando en que únicamente existe la “inteligencia académica” formada por la lingüística y la lógico-matemática? Si no eres bueno en lengua y matemáticas, ¿estás avocado al fracaso?

Gracias a Gardner, la educación está cambiando. Aquellos niños que eran considerados “no aptos”, hoy en día pueden convertirse en músicos, pintores, biólogos, psicólogos, etc. Sus habilidades deben ser reconocidas por la sociedad y por las instituciones educativas. Aunque, eso sí: no olvidemos que para poseer una de las 8 inteligencias no tenemos que ser unos fenómenos. Podemos poseerla en cierta cantidad. Incluso podemos tener las 8 inteligencias, más o menos desarrolladas, y que ellas convivan en nuestro interior. Ninguna de las 8 es más importante que las otras. Todas son necesarias.

Rubik

Anuncios

4 comentarios en “Inteligencia: ¿una o varias?

  1. Está claro que siempre hemos cuantificado la inteligencia y seguimos haciéndolo, en base a las necesidades de nuestro entorno. ¿ Qué tipo de inteligencia es la que ha creado esta cuantificación? Opino que la verdadera inteligencia es la capacidad de de un ser vivo de adaptación a cualquier entorno, cualquier situación o vivencia.

    Le gusta a 1 persona

    • Está claro que la “inteligencia académica” no está sola. ¿De qué nos sirve ser unos fenómenos en matemáticas si no entendemos las emociones? ¿De qué nos sirve dominar el vocabulario de nuestro idioma si no somos capaces de orientarnos? Las 8 inteligencias son importantes. Y es importante trabajarlas desde preescolar.

      Me gusta

  2. Pingback: Beneficios del teatro en nuestra salud | Psicología en vena

  3. Pingback: Los 100 Mejores Blogs de Psicología - Lifeder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s